948 302 450      info@equimercado.org
Portada » Blog » Quinoa ecologica de Comercio Justo y la situación actual

Nelson Ramírez nos envía este escrito de Ecuador, de la zona de Riobamba, de la zona donde compramos la Quinoa ecológica y de Comercio Justo que os ofrecemos desde EquiMercado.

“En Ecuador hemos plantado quinoa ecológica desde siempre. No sé si desde los Incas, pero en mi casa nunca faltaba una sopa con quinua para soportar mejor el frío, que a 3.000 m de altura se nota, y mucho. No era quinua certificada, no, era un cultivo con el que alternábamos los campos, junto con cereales y frijoles y era para nuestro consumo, siempre hemos cultivado así la quinoa.

Hace unos años, comenzó a exportarse quinoa ecológica hacia USA y Europa. La que iba a Europa siempre era quinoa ecológica y de Comercio Justo. Se vendía principalmente a Alemania y a Francia, donde comenzaba a conocerse por su grandes propiedades nutricionales, sobretodo en contenido de proteína y ausencia de grasas saturadas.

Nosotros decidimos cultivar más quinoa orgánica y venderla a través de la cooperativa. El autoconsumo está bien, pero también nos gusta comprarnos cosas, como a los europeos (tengo la sensación que en los países pobres solo podemos comer, ni vestirnos, ni estudiar y mucho menos hacer turismo, aunque sea a ver el mar una vez en la vida)

Las ventas de quinoa orgánica o biológica a la cooperativa de Comercio Justo, en este casos EquiMercado, iban bien: con el Comercio Justo trabajas a largo plazo, te garantizan el precio que vas recibir cuando envíes tu cosecha y te pagan antes de tenerla.

Pero cuando la FAO declaró el año de la quinoa, llegó la fiebre de la quinoa orgánica también. Rápidamente los campos se llenaron de compradores de quinoa biológica que te pagaban grandes cantidades de dinero en metálico por la quinoa que había en tus campos. Era igual que tipo fuese, era igual la calidad, te lo compraban todo. Y que pasó al año siguiente: miles y miles de campesinos dejaron todos los cultivos y se pusieron a plantar quinoa ecológica. Se endeudaron comprando semillas, alquilando tierras, maquinaria… pensando en vender quinoa ecológica a precios muy alto. Y el mercado reventó. Los mismos intermediarios que antes se peleaban por tu quinua ecológica, ahora te ofrecen menos de lo que cuesta la semilla. Ha sido la ruina para miles de familias. Hay campos enteros de quinua que ni se recolectan, pues una vez cubierto las necesidades de la familia, nadie te va a pagar ni un dólar.

La especulación, de la quinoa ecológica ha llevado a miles de famiias a la ruina, excepto aquellas que han seguido trabajando la quinoa de Comercio Justo y ecológica. Aquí la cooperativa de Comercio Justo nos ha mantenido el precio y nos ha pagado por adelantado. El problema, según me cuentan, es que les hemos traaspasado el problema, pues ahora ellos han de competir con quinoas ecológicas mucho más baratas, esas que han arruinado al campesino.

Además, nos han llegado noticias de que se está cultivando quinoa ecológica en Francia y España, por ejemplo. En estos dos países la quinua es un desconocido y nunca se ha plantado. Los mismos campesinos que se quejan porque les llegan naranjas y pimientos más baratos de Marruecos, o esas cooperativas que hablan todo el día de la Soberanía Alimentaria, ahora promueven plantar quinoa en lugares donde nunca se plantó.

Para un producto que teníamos y que nos permitía ganar un poco de dinero en efectivo, que siempre tenemos en nuestra despensa, nos encontramos ahora con una superproducción de quinoa ecológica y una gran bajada de precios que solo beneficia a los intermediaros locales y foráneos. Mirando precios veo que en Francia o España el precio al consumidor no ha bajado mucho, así que otros se benefician.

Los únicos que siguen luchando y apostando por un cultivo local de quinoa orgánica son los de Comercio Justo o Equitativo, pues nos siguen pagando un precio acorde con el coste nuestro. Tuvimos suerte en seguir trabajando con ellos. Cuando el consumidor de quinoa elija una quinoa ecológica, ha de saber que la única quinoa ecológica que debería comprar es la de comercio justo. Hemos sido maltratados por los precios de los mercados mundiales, un cultivo que nos ofrecía una salida a la pobreza se acaba destruyendo por el afán de unos cuantos, aquí y allí, y es un ejemplo claro de que el Comercio Justo ha sido y es una alternativa a tener un precio justo y constante, sin depender de especuladores y tiburones sin sentimientos.

Ya sabemos que es complicado que alguien que desconoce la quinoa vaya a gastar un dólar más por comprar quinoa ecológica y de comercio justo, pero es la salvación del cultivo y de la manera de vivir de miles de familias aquí en los Andes.

By | 2017-06-20T14:19:01+00:00 julio 7th, 2016|Alimentación|0 Comentarios

Leave A Comment