948 302 450      info@equimercado.org
Portada » Blog » Repelentes de Mosquitos de Cosmética Natural
Repelente de Mosquitos natural

A veces en peor el remedio que la enfermedad

Ya estamos en pleno verano: vacaciones, sol, playa, montaña… y ¡mosquitos! Pequeños insectos capaces de enturbiarnos una plácida puesta de sol, o transformar en pesadilla una cena en una terraza de verano. La solución más habitual es ponernos un repelente de mosquitos, o bien directamente sobre la piel, o con parches en la ropa o pulseras en muñecas y tobillos. Y si nosotros nos ponemos, a los pequeños de la casa los embadurnamos. Pero ¿tenemos en cuenta la inocuidad y eficacia de estos productos?

El repelente más utilizado en casi todos los repelentes en el mercado es el DEET, o N,N-Dietil-meta-toluamida, descubierto en 1946. El DEET es una sustancia neurotóxica que aplicamos directamente sobre la piel (con una alta absorción cutánea, de hasta el 14% según el Centre d’Informació de Medicaments de Catalunya). Y de la piel pasa al sistema sanguíneo. En los casos que la aplicación es por aerosol, es fácil inhalarlo o ingerirlo, o que este entre en contacto con sus ojos o mucosas. Y si además nos aplicamos el repelente conjuntamente con oxibenzona (uno de los filtros solares más habituales en los protectores solares) aumenta mucho más esta tasa de absorción cutáneoa pudiendo dar cefaleas, hipertensión…

En concreto, según un estudio de la Universidad de Angers en Francia, se ha descubierto que este producto actúa como un componente modificador de la conducta y que inhibe la actividad de una enzima clave del sistema nervioso, la acetilcolinesterasa, que tiene un papel fundamental en las neurotransmisiones. Su mecanismo de acción es muy similar al tristemente famoso gas sarín.

Y entonces, ¿dejamos que nos piquen? No, tenemos soluciones 100% naturales, usadas y conocidas de forma tradicional y efectivas. Diversos estudios demuestran que los extractos y aceites de la citroniella, tomillo, eucalipto… son unos repelentes con una eficacia similar a los sistéticos. La única diferencia es que se volatilizan más rápidamente y tenemos que aplicarlo de forma más habitual. Así, si los repelentes a base de DEET tienen una acción de unas 2-6 horas, lo repelentes basados en productos naturales la tienen de entre 2-3 horas.

Os proponemos que en vuestra próxima excursión al aire libre, cena… utilicéis repelentes de mosquitos de cosmética natural y si tienen componentes de Comercio Justo, mejor.

 

By | 2017-06-20T14:19:10+00:00 julio 12th, 2013|Cosmética Natural|0 Comentarios

Leave A Comment