948 302 450      info@equimercado.org

Cómo elegir un protector solar. Protector solar natural

Portada » Blog » Cómo elegir un protector solar. Protector solar natural

Cómo elegir un protector solar. Protector solar natural

No creemos que debamos recordaros los datos sobre el cáncer de piel, pero cada vez que los leemos, nos preocupa más y más, pero:

  • El cáncer de piel es la forma más común de cáncer.
  • Se diagnostican en torno a 2 millones al año
  • Afecta principalmente a personas de piel clara
  • Las radiaciones solares son la causa principal.
  • Se ha triplicado desde 1990

Así que es fundamental que nos protejamos del sol cuando estamos hacieno actividades al aire libre. Y no nos hemos de dejar de protejer, aunque ya tengamos la piel morena (primer gran error):

¿De qué debemos protegernos?

Las radiaciones que nos afectano son los rayos UVA y los UVB. Los rayos UVA penetran en las capas profundas de la piel y provocan el envejecimiento prematuro y fotocarcinogénesis por acumulación. Los rayos UVB actúan sobre las capas superficiales de la piel y son los responsables de las quemaduras y melanomas. Es decir, que puede que no nos quememos pero nuestra piel se esté envejeciendo. Además, hemos de tener en cuenta el llamado “capital solar”: nacemos con una capacidad de protección natural del sol, marcada genéticamente, y a medida que estamos al sol sin protección, vamos perdiendo este capital. Cuando nos lo hemos “gastado”, es cuando aparecen las alergias al sol, intolerancias… Y este contador no se puede poner a cero.

¿Cómo podemos protegernos?

Tenemos disponibles dos tipos de filtros, físicos y químicos.

  • Protectores solares físicos: Son el dióxido de titáneo y el óxido de zinc. Protegen tanto de los rayos UVA como los UVB (son los que se llaman de protectores solares de amplio espectro). La forma como actúan es por reflexión: se quedan en la superficie de la piel y reflejan las radiaciones, es como si fuesen microespejos. Tienen una acción inmediata. En el momento que se aplican, ya nos protegen. Y muy importante, son fotoestables.
  • Protectores solares químicos: son moléculas complejas orgánicas. De espectro limitado, por eso deben combinarse un gran número de protectores para cubrir todo el espectro. Penetran en la piel y allí se combinan con esta, para absorber la radiaciones solares. Necesitan unos 20 minutos para penetrar y hacer las reacciones, por lo que no son activos hasta pasados unos 20 minutos de su aplicación. Algunos son fotoinestables, sobretodo si combinamos unos con otros (por eso no es recomendable ponerse un protector y pasadas unas horas, otro). Uno de los grandes problemas de los protectores solares químicos es que pueden generar radicales libres “in situ”, pudiendo afectar a células internas, colágeno…

¿Qué significa el índice protector, SPF o IPS?

  • Este número indica la protección que nos ofrece a los rayos UVB, no a los UVA.
  • Por ley, el máximo permitido es 50+.
  • No existe un bloqueador total, una pantalla total… o similar.
  • No hay un número normalizado sobre la protección de UVA, solo la recomendación de que debería ser aprox. un tercio de la de rayos UVB.

Y ¿qué indica el número? ¿Supone que si nos ponemos un 50, es lo mismo estar 1 minuto sin protección que 50 con protección? NO. De esta manera podríamos pensar que nos ponemos una vez crema y ya estamos protegidos para todo el día!!!

La siguiente gráfica es muy interesante: muestra qué cantidad de radiación se absorve en función de la protección. Es muy interesante ver que una protección 20, absorve el 95% de la radiación y una 50, absorve el 98%. Solo un 3% más y es casi el triple de protección!!!

Aquí se puede observar que el índice de protección solar no el linealmente proporcional a la absorción de la radiación

Aquí se puede observar que el índice de protección solar no el linealmente proporcional a la absorción de la radiación

 

 

 

 

 

 

Entonces, ¿qué protector solar elijo?

  • Hemos de tener en cuenta nuestro fototipo: no es lo mismo si somos de piel y pelo oscuro que si somos pelirrojos con pecas y ojos claros.
  • Uso que vamos a hacer: no es lo mismo si queremos protegernos del sol a partir de las 6 de la tarde en octubre en el norte de España o a mediados de julio, a las 14:00 en el Caribe.
  • Que no tenga ningún compusto al que seamos alérgicos, nos provoque irritación, sequedad (ojo con el alcohol en las formulaciones)

Fototipos

Y para que nos hagamos una idea de cómo están distribuidos en la Unión Europea:

fototipos en Europa

Estos porcentajes de la tabla corresponden a la media de la Unión Europea, siendo unos valores de Fototipo IV más altos en España y casi inexistentes los fototipos I y II.

Y ahora que ya tengo más o menos claro que factor tengo que elegir, ¿qué protector uso, con filtro físico o químico?

Los dos tipos tienen sus ventajas e inconvenientes. De hecho, en la mayoría de filtros solares veréis que se usan químicos y físicos. Pero mucho cuidado, los filtros físicos que se usan en la cosmética tradicional son nanopartículas, partículas tan pequeñas, del tamaño del ADN y que no se sabe  muy bien sus posibles efectos secundarios a largo plazo. Ahora, por ley, se exige que aparezca escrito en los ingredientes que son nanopartículas.

Las principales ventajas de los filtros solares físicos:

  • Los filtros físicos no penetran en la piel
  • Tienen una acción inmediate en la protección
  • Amplio espectro de absorción
  • No generan radicales libres
  • Son hipoalérgicos
  • Son respetuosos con el medio ambiente

Y la gran desventaja:

  • Blanquean la piel al aplicarlo.

Aunque nosotros estamos convencidos que este pequeño inconveniente es perfectamente asumible si tenemos en cuenta los posibles efectos secundarios de los filtros solares tradicionales y sobretodo, los riesgos de tomar el sol sin protección y los efectos que sobre los ecosistemas marinos tienen las toneladas y toneladas de filtros químicos, muchos de ellos no biodegradables.

 

 

By | 2017-06-20T14:19:06+00:00 Abril 2nd, 2014|Cosmética Natural|0 Comentarios

Leave A Comment